Telefono Celular  343 4380717

Ya estamos en el aire de la WEB

"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

Una omisi贸n involuntaria deriv贸 en dos liberaciones insospechadas

19/06/2020 -/-/-/  En horas del día de hoy -con finalización pasado el mediodía- se desarrolló una audiencia imputativa presidida por el Juez de la IPP, Dr. Javier Bottero y solicitada por el fiscal Guillermo Loyola. En la ocasión estuvieron sentados en el banquillo de los acusados Marcelo Nicolás V. y Nahuel Fabián B., ambos defendidos por el Dr. Carlos María Flores del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

Los sujetos habían protragonizado el domingo por la noche una cinematográfica fuga por distintos sectores de los barrios Villa Rosas y Belgrano, poniendo en riesgo la integridad física de terceros y de los efectivos policiales intervinientes ya que en su intento de escape circulaban a bordo de una motocicleta a altísima velocidad; en algun momento lo hicieron por la vereda y en otros de contramano; y en un par de ocasiones apuntaron con armas a los servidores públicos que pugnaban por aprehenderlos, algo que finalmente se logró un rato más tarde, secuestrando armas en poder de los mismos.

A NFB el fiscal le imputó los delitos de Portación ilegítima de arma de fuego de uso civil; Tenencia de arma de fuego de uso civil; Portación indebida de arma de fuego de guerra; Desobediencia a la autoridad y Amenaza calificada por el uso de arma de guerra, todo ello en concurso real. En cuanto a MNV le endilgó Tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil; Portación ilegítima de arma de fuego de uso civil; Portación ilegítima de arma de fuego de guerra; Desobediencia a la autoridad y Amenaza calificada por el uso de arma de fuego, todo en concurso real.

Pero todo fue anecdótico…

Hasta allí la imputación a lo que le siguió el pedido al juez de que fije día y hora para la audiencia de medidas cautelares. En ese momento habló por primera vez el defensor Carlos Flores, solicitando al fiscal que le mostrara la orden de detención de sus clientes. Ese documento contiene día y hora de la aprehensión de los individuos; lugar donde se produjo etc. etc. y que sirve para que la defensa controle que los requisitos de la detención se hayan cumplido tal como marca la ley. Y ese control, tal como reza en el Código procesal Penal debe realizarse durante la audiencia imputativa.

Ocurre que el fiscal no tenía esa documentación. La misma había quedado junto a parte del legajo de investigación que había quedado en la dependencia policial donde se realizaron las actuaciones. Y por más que Loyola juró y recontra juró que apenas lo tuviera en su poder le haría llegar una copia, Flores insistió con pedir la liberación de sus representados, no quedándole al juez otra alternativa que liberarlos a fin de no inclumplir con la ley.

Quien esté libre de pecados…

A decir verdad no me gustaría ser de los efectivos policiales que participaron de la persecución y detención de los sujetos mencionados en la nota principal. Tampoco estar en la piel del vigilador privado que observó a los delincuentes, los siguió y dio aviso a las autoridades. O de los numerarios que estuvieron cara a cara con la muerte cuando los individuos los apuntaban con sus armas de fuego.

Pero tampoco me gustaría estar en la piel del fiscal Guillermo Loyola que cometió un error al no darse cuenta que le faltaba la orden de detención para que el defensor pueda efectuar el control correspondiente.
Ni en lugar del Juez Javier Bottero a quien no le quedó otra alternativa que hacer cumplir la ley.

Del defensor qué decir: hizo su trabajo. Cumplió con el rol que le encomendaron y para el cuál se presentó al concurso en su momento. Y alguno quizás podrá decir: ehhh pero hubiera podido dejarla pasar…¿¿?? Ocurre que Carlos Flores tiene superiores que seguramente le iban a pedir explicaciones si tomaba esa decisión.

Tanto nos cuesta…?

En las últimas horas pudimos conocer a través de las redes sociales la opinión de muchos rafaelinos sobre lo ocurrido. Y todos esos comentarios eran coincidentes respecto del por qué de la liberación de NFB y MNV. Corrupción, vergüenza, que renuncien todos, impresentables, etc, etc, etc.
Como si nadie pudiera equivocarse. Como si los que opinaron jamás se equivocaron. Como si todo tuviera que medirse en nuestra ciudad y en el país con la cantidad de dinero que pudieron haber recibido quienes actuaron como actuaron.

No pretendemos con ésto hacer una defensa corporativa ni del fiscal Loyola ni del Juez Bottero. Primero porque no pertenecemos al Poder Judicial. Y segundo porque no lo necesitan. Ambos, en más de una oportunidad, demostraron por qué ocupan los lugares que ocupan dentro de ese Poder del Estado.

Lo del fiscal fue una omisión importante y nadie lo va a negar. Pero fue solo eso: una omisión qué, lamentablemente, sirvió para que dos sujetos que deberían estar presos por largo tiempo, seguramente estén ahora riéndose de la justicia y celebrando el «premio» obtenido.

Lo que pasó no le volverá a ocurrir a Loyola, uno de los buenos fiscales que tenemos en Rafaela.
Cometió un error que no pudo enmendar rápidamente. Pero de ahí a querer flagelarlo en la Plaza 25 de Mayo hay un trecho demasiado largo.
Y lo mismo decimos del Juez Javier Bottero, que lo único que hizo fue cumplir con la ley, ni más, ni menos.
El resto será cuestión de cada uno… El resto será para que quienes pretenden hacer creer que nunca se equivocaron, repiensen sus posturas. En definitiva, para que aquel que crea estar libre de pecados, que se anime a arrojar la primera piedra…

¿Que dice la ley?

El Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe se refiere a estas cuestiones en los Art. 214 al 217 que aquí vamos a repasar: Art. 214°. Detención: La detención, y en su caso su prórroga, será ordenada por el Fiscal contra aquel imputado respecto del cual estimara que los elementos reunidos en la investigación penal preparatoria autorizan a celebrar la audiencia prevista en el artículo 274 en relación al delito reprimido con pena privativa de libertad, y existan riesgos de que no se someterá al proceso o de entorpecimiento probatorio.
Art 215°. Incomunicación. Con motivación suficiente, y hasta la celebración de la audiencia imputativa el Fiscal podrá ordenar la incomunicación del detenido. La medida cesará automáticamente luego de finalizada dicha audiencia o al vencimiento del plazo máximo previsto para la celebración de la misma.
Art 216°. Comunicación con el defensor. En ningún caso la incomunicación del detenido impedirá que éste se comunique con su defensor, en forma privada, inmediatamente antes de comenzar su declaración o antes de cualquier acto que requiera su intervención personal.
Art 217°. Orden. La orden de detención que emanara del Fiscal será escrita y contendrá los datos indispensables para una correcta individualización del imputado y una descripción sucinta del hecho que la motiva, debiendo especificar si debe o no hacerse efectiva la incomunicación. Además, se dejará constancia del Juez a cuya disposición deberá ponerse al imputado una vez detenido, lo que deberá ocurrir dentro de las veinticuatro (24) horas de operada la medida. En caso de aprehensión por flagrancia o en supuestos de urgencia, la orden podrá ser transmitida verbalmente, dejándose constancia en la misma de tal extremo.







Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:

PUBLICITE AQUI EN INFOBYN

https://infoclima.com/media/satelites/SA.jpg



https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/none/path/s41916ae63710adc4/image/i21ef76ecb049b79e/version/1458360541/image.jpg
CINE TEATRO




Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO
Celular. 0345 / 4149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar
 
?xml version="1.0" encoding="UTF-8"?>