Contacto

Ya estamos en el aire de la WEB


"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

Un gobierno que dice mirar el futuro pero apela al pasado para justificar su torpeza Por: Jorge Pedro Busti

Para intentar justificar el ajuste más salvaje que se ejecuta en la Argentina, vía acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el actual gobierno de Cambiemos apela constantemente al pasado, utilizando argumentos facilistas, trillados y falaces que denotan un antiperonismo que hace muchas décadas no se observaba a este nivel en el país, según la información enviada a infobyn.com.

Lo cierto es que “el mejor equipo de los últimos 50 años” con el que se autocalifican, tuvo que viajar a Washington de urgencia y después de doce años sin FMI, el organismo vuelve a la política argentina llamado por un gobierno que sólo atina a responsabilizar al peronismo de los problemas económicos, financieros y del creciente déficit. Esto, claro está, esparcido por voceros oficiales y repetido hasta el hartazgo por varias líneas editoriales afines, olvidándose que hace setenta años atrás en la Argentina, fue Juan Domingo Perón quien decidió que el país no ingresara al FMI, cancelando en 1947 el empréstito tomado por Bernardino Rivadavia con la Baring Brothers y, tiempo después, afirmando que “se cortaría la mano antes que firmar un empréstito”.

Las consecuencias de este acuerdo la van a sufrir los más humildes, porque sin dudas traerá aparejado más pobreza y desocupación en todo el país. Como fiel demostración del daño que producen las recetas de este organismo, existe el caso reciente de Grecia, país que lleva ocho años de recesión y crisis social desde el desembarco del FMI.

Hoy vemos que muchos empresarios se regocijan ante una posible implementación de leyes que promuevan mayor precariedad laboral, siendo ellos quienes hicieron y amasan sus fortunas en base a la intermediación de servicios y no en la producción de bienes. Estos eternos especuladores que carecen de escrúpulos, antes que hablar de la historia, deberían leerla; y no tener un discurso oportunista para lograr objetivos económicos a costas de la gente. La deuda nunca sirvió para desarrollar la industria nacional ni para generar trabajo genuino.

Hace setenta años y por la voluntad popular gobernaba la Argentina el General Juan Domingo Perón, que le dio plena ocupación a nuestro país, que fomentó la industria nacional (antes del gobierno justicialista “ni los alfileres que empleaban nuestras modistas se fabricaban en el país; todo venía del exterior”) y que también propició la mayor inclusión social de nuestra historia, permitiéndole a los hijos de los trabajadores más humildes acceder al estudio y aspirar a un futuro mejor; ese es el gobierno que estaba presente e inclinó la cancha a favor de aquellos que antes no merecían siquiera la mínima atención del Estado. Ese mismo gobierno fue derrocado con furia por un golpe militar, previo bombardeo a civiles en la Plaza de Mayo. Ese gobierno fue el más difamado y calumniado por el establishment argentino que actualmente conduce los destinos del país.

Perón fue el único estadista que gobernó este país. Estuvo 18 años en el exilio, y desde allí, cuando eran muy pocos los que hablaban del problema ambiental, en 1972 redactó, publicó y mandó a todos los Presidentes del mundo un documento en el cual solicitaba la intervención de la Naciones Unidas para concientizar acerca del mayor problema que debería afrontar la humanidad, que no era otro que la contaminación ambiental y el despilfarro de los recursos naturales.

Fue el mismo estadista que, cuando regresó, en épocas de violencia en América Latina (donde EE.UU. promovía dictaduras militares a través de políticas implementadas por el Pentágono), realizó su primera aparición pública inmortalizando el abrazo con el dirigente radical Ricardo Balbín, porque sabía que si no se realizaban fuertes acciones tendientes a la Unidad Nacional, difícilmente se saldría adelante en aquel contexto. Muy diferente a lo que se fomenta actualmente desde el gobierno de Cambiemos, cuyos más encumbrados voceros destilan un visceral y profundo odio hacia el peronismo, que fracciona, divide y contribuye a ensanchar cada día más una grieta que supuestamente Macri venía a clausurar.

Perón, en su retorno al país, ya era un hombre de edad avanzada y su salud estaba bastante precaria,  pero vale recordar que cuando falleció, el 1 de julio 1974, Argentina tenía un 4% de desocupación; anteriormente había impulsado un Pacto Social para reducir al mínimo la inflación que ya en ese entonces decía que era el mayor flagelo para los sectores medios y más vulnerables de la sociedad.

Resultan cansadores estas muletillas de huir permanentemente a lo que sucedía hace más de medio siglo, para vanamente pretender justificar el desastre que realizaron en la Argentina en estos dos años y medio. Es hora que Mauricio Macri y el gobierno de Cambiemos se hagan cargo de las decisiones que tomaron para beneficiar a la renta financiera, a las mineras extranjeras y a los grandes pooles de siembra. Si por esas casualidades creen que el país saldrá adelante propiciando mayores ajustes y no reactivando el aparato productivo, seguramente tendremos conflictos sociales y entraremos en una etapa que ningún argentino eligió.

Indudablemente estamos en presencia de un gobierno que no tiene sensibilidad social y resulta muy preocupante que ahora pretendan también que las provincias y  los municipios de todo el país imiten esas políticas de ajuste hacia una sociedad que ya tiene los bolsillos exhaustos. Duele asimismo que se castigue indiscriminadamente a los sindicatos que luchan para que sus afiliados tengan un sueldo digno y una obra social en pleno funcionamiento.

Vengo sosteniendo hace tiempo que es el momento de dejar a un lado las mezquindades y propiciar la conformación de un gran Frente Nacional y Popular, que exceda al peronismo,  para plantarse ante el gobierno neoliberal de Mauricio Macri. Si no estamos a la altura de las circunstancias, proponiendo la construcción de un modelo alternativo que ponga el acento en la producción, el trabajo y la educación, con el objetivo de derrotar al PRO en las próximas elecciones, nos espera un futuro incierto y seremos responsables ante nuestros hijos y nietos del país que les dejamos.

El peronismo es una expresión nacional y popular, es un movimiento social y político inédito en la historia latinoamericana, que persiste vigente en el corazón del pueblo argentino y no necesita que nada ni nadie le diga lo que debe ser. “El peronismo no se aprende ni se proclama, se comprende y se siente”; el peronismo es un sentimiento, hendido en sus bases fundacionales Juan y Eva Perón, y de ninguna manera se parece a lo que intentan instalar a fuerza de mentiras algunos gorilas devenidos en historiadores que destilan odio y resentimiento: no hay que sorprenderse, existieron en el ‘55, existieron en los ‘70 y existen ahora también.

Por último, hoy cobran más vigencia que nunca esas palabras, casi premonitorias, de Juan Domingo Perón, pronunciadas dos años después de haber sido derrocado por “La Fusiladora”:

"Sólo en dos años, lo han desorganizado todo, han desquiciado las finanzas estatales, derrochado las reservas financieras y comprometido gravemente el crédito del país en el exterior después de derrumbar el valor de la moneda, arruinar la economía privada y paralizar los planes, produciendo perjuicios incalculables, para terminar tiranizando al Pueblo al punto de hacer desaparecer todo vestigio de su felicidad pasada y entronizar la injusticia social y el sometimiento a los poderes foráneos de la antipatria. ¿Cómo pagarán estos hombres semejante crimen? Eso lo dirá el pueblo a su hora."







Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:

CINE TEATRO ODEON


Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO FIJO: 0345-4212801 - 
Tel Celular. 0345 / 154149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar