Contacto


"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

Reforma impositiva, laboral y jubilatoria: en Wall Street piden que Macri avance rápido si quiere dólares para inversiones. Por Claudio Zlotnik

27-10-2017 Los principales bancos y fondos de inversión con base en New York celebraron el avance político del Presidente. Sin embargo, advierten que los financistas querrán ver materializadas las reformas estructurales antes de "hundir" su capital. Hay especial interés por cambios en el sistema previsional
New York, domingo 10 de la noche. En Manhattan, los turistas son mayoría y apuran el paso ante la repentina llovizna. Las oficinas de los rascacielos de Wall Street mantienen sus luces apagadas, a la espera de que en pocas horas vuelvan ser ocupadas por los operadores y asesores financieros.


Cerca de allí, a no más de diez kilómetros, un grupo de analistas trabaja como si ya fuera el lunes. Son los jefes de research especializados en la Argentina. Se vieron forzados a terminar antes el fin de semana para cumplir con el seguimiento de las elecciones.

Es que sus clientes querrán saber, antes de que salga el sol, en qué conviene invertir en una Argentina ahora pintada políticamente de amarillo.

La agencia Fitch Ratings fue una de las primeras en contactarse con sus clientes, en su mayoría fondos de Wall Street que están pendientes de las calificaciones que estas compañías colocan sobre los diferentes activos financieros.

"El triunfo de Cambiemos debería reforzar su capacidad para acelerar los ajustes políticos y aprobar las reformas que mejoren el perfil crediticio de la Argentina", señalaron desde la firma.

Esa percepción coincide con la visión mayoritaria que tienen los analistas de Wall Street. También, con los informes que algunos grandes fondos de inversión estadounidenses recibieron recientemente desde Buenos Aires.

Uno de ellos es el del Banco Mariva, titulado: "Strong midterm elections of Cambiemos. Reforms in 2018 or never" (Elecciones de medio término fuertes para Cambiemos. Reformas en 2018 o nunca).

El mensaje inequívoco al Gobierno remite a que Macri debe aprovechar el poderoso respaldo logrado en las urnas para concretar las reformas pendientes. Pero, además, debe hacerlo lo más rápido posible, antes de que el modelo "gradualista", basado en el endeudamiento, termine por estrangularse.

La agenda preferida de Wall Street fue consignada en el informe de Fitch Ratings: "El resultado electoral es auspicioso para el inicio de una reforma estructural, que incluya el alivio en una carga tributaria onerosa, mejorar la flexibilidad del mercado laboral y profundizar los mercados de capitales".

La prioridad: el sistema jubilatorio
Desde su cómoda oficina en la séptima avenida de Nueva York, uno de los analistas que más conoce sobre la economía argentina dialoga con iProfesional.

"La principal reforma, la que vale, sería la previsional. Lo demás es más bla-bla-bla que otra cosa", afirma la fuente que pide reserva de identidad.

El economista, dueño de una envidiable cartera de inversores en títulos argentinos y brasileños, así lo explica: "Dos de cada tres pesos del gasto público se destinan a los pagos a jubilados, pensionados y erogaciones del PAMI. Ahí es donde hay que cortar".

El reclamo unánime de los inversores internacionales a Macri para que acelere el plan de reformas estructurales se fundamenta en una razón clave: el actual modelo de endeudamiento y ajuste gradual es altamente dependiente del crédito internacional.

Esto hace que corra el riesgo de "atascarse" ante un cambio del escenario global, tal como ha ocurrido en otros momentos de la historia económica reciente.

En consecuencia, esa dependencia los lleva a mostrarse algo reticentes a la hora de elegir a la Argentina -entre otros países que compiten por las inversiones- para volcar su dinero.

Macri utilizó el primer contacto con los periodistas tras su victoria en las legislativas para confirmar que el proyecto oficial tiene un hilo conductor: mantener un plan que sea de "reformas permanentes".

Lejos del apuro que muestran los financistas del mundo para que baje el déficit, en Casa Rosada defienden el gradualismo como forma de ir recortando los gastos del Estado.

Entienden que esta modalidad fue clave para lograr el amplio respaldo electoral en las elecciones de medio término. "Mientras tengamos déficit fiscal vamos a seguir tomando deuda", insiste Macri en señalar.

En lo que respecta específicamente a una reforma jubilatoria, hasta ahora se muestra muy cauto y evita dar mayores precisiones sobre el momento en que la discusión de este tema se hará pública.

En el Palacio de Hacienda siguen la misma línea: no olvidan que la única vez que se intentó un mínimo cambio en el cálculo de la actualización de haberes, el sistema político entró en ebullición y el Gobierno se vio forzado a dar marcha atrás.

"La reforma previsional está prevista en la ley para antes de 2019. Debe tomar en cuenta la evolución de la medicina y la longevidad, que es un debate en el mundo", señala el Presidente, consciente de la sensibilidad que trae cualquier modificación.

Macri, con rumbo a la Big Apple
El propio jefe de Estado se pondrá al frente del operativo para convencer a inversores y empresarios de que, esta vez, las reformas van en serio.

El próximo 6 de noviembre, Macri volará a New York para tomar contacto personal con ellos. La agenda está siendo alistada y corre por cuenta de la jefatura de Gabinete.

En Wall Street creen que el Presidente se encuentra en una verdadera encrucijada entre:

- Avanzar rápido con un mapa de reformas audaces que hagan sostenible el modelo "M" en términos fiscales

- Efectuar los cambios más graduales, ya que es la única manera de tener una economía sostenible en términos sociales

Los principales analistas del Gobierno creen que la solución a esa disyuntiva se halla en el delicado equilibrio entre ambas búsquedas: la solidez fiscal y la paz social.

El próximo lunes, en un ámbito políticamente neutral como el CCK, Macri pondrá la piedra fundacional de las reformas que vienen. O, al menos, de las que desea implementar en el inicio de la segunda etapa de su mandato.

En el cuarto piso de la torre de la séptima avenida de Manhattan, uno de los principales asesores de bonos de la región, define, en forma taxativa: "Empieza otro partido".

"Los inversores quieren ver si el modelo que lleva adelante el Presidente se afianza. Para eso necesita mostrar reformas en serio", completa la fuente.

Un colega suyo, con un lujoso despacho en una de cuyas paredes luce una réplica de "The House by the Railroad", del artista estadounidense Edward Hopper, sugiere: "El gran desafío de Macri es que la economía crezca en 2018 como mínimo un 2,5%. Menos que eso hará dudar a los financistas".

La solitaria casa pintada en el cuadro de Hopper inspiró a Hitchcock en la historia filmada en Psicosis. "Es mi película favorita y me ayuda a recordar la sensación de miedo. Nunca hay que ser insensible al miedo cuando uno trabaja en los mercados financieros", expresa la fuente.

-¿Los analistas financieros ahora ven a la Argentina con más entusiasmo o siguen con miedo?, pregunta iProfesional

-"Hay entusiasmo, sin dudas. La visión es que Macri ganó tiempo -hasta principios de 2018- para avanzar en leyes clave, como el Presupuesto y la responsabilidad fiscal de las provincias", responde la fuente.

Acto seguido añade: "Luego tendrá que incluir sí o sí otros temas, como la reforma del sistema jubilatorio, si es que quiere cumplir de verdad con el plan fiscal".

¿Qué proyecciones trazan en Wall Street para Argentina? los principales bancos prevén que la economía crecerá 3% el próximo año, con una inflación de entre 15% Y 17%.

Ambos guarismos difieren de la meta oficial (3,5% de expansión y un IPC del 12%) pero, aun así ,describen el cuadro que conformaría a inversores.

La agencia de research CreditSights elaboró un informe para sus clientes de Nueva York, Miami y Londres titulado "Argentina: Breathing Room but Trading Tight" (La Argentina compró aire con las elecciones pero está tradeando en valores ajustados).

Los analistas Richard Briggs y Leandro Gubler señalan que la economía enfrenta grandes desafíos producto del elevado déficit en las cuentas públicas. Y cierran su reporte con el sugestivo título: "La Argentina: Significant Challenges Remain" (Argentina: permanecen desafíos importantes).

"¿Cómo piensa el Gobierno que podrá seguir tapando ese alto déficit con el paso de los años"?, se pregunta la fuente consultada por iProfesional.

"Además, se encuentra en una encrucijada: mientras el gasto supere a los ingresos, el crecimiento será de vuelo bajo y esto los funcionarios ya lo saben", expresa.

En su visión, si ese repunte de la economía es menor al 2,5% en 2018, los financistas comenzarán a mostrar su temor para con Argentina y crecerá el nerviosismo.

La próxima semana empezarán a dilucidarse estas cuestiones. Macri dio la señal que su agenda de prioridades coincide con la de los financistas y empresarios. La incógnita es si el ritmo para llevar adelante las reformas será el mismo que el que ellos reclaman.

Mientras tanto, los funcionarios mantienen ansiosos por ver materializadas las promesas de inversión siguen con la sensación de que desde Wall Street siguen "corriendo el arco".







Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:


CINE TEATRO ODEON









Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO FIJO: 0345-4212801 - 
Tel Celular. 0345 / 154149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar