Contacto

Ya estamos en el aire de la WEB

"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

No son bienvenidos: militares de EEUU pisaron el suelo ruso con armas y se arrepintieron

Es difícil imaginar una confrontación abierta entre soldados estadounidenses y las fuerzas soviéticas. Pero esto es precisamente lo que pasó hace 101 años en plena guerra civil rusa. Sputnik recuerda cómo fue la sangrienta expedición de las tropas estadounidenses al norte de Rusia.

Soldados estadounidenses en el norte de Rusia, 1919En los tiempos en los que el territorio del antiguo Imperio ruso se caía en pedazos y empezaba a hundirse en el abismo de la guerra civil, el Gobierno de la Rusia soviética tomó una controvertida decisión para salir de la Primera Guerra Mundial y firmó un acuerdo con las potencias centrales que efectivamente puso fin a los combates en el frente oriental.

A pesar de que la guerra se suspendió, las fuerzas de las potencias centrales ocuparon porciones gigantescas de territorio en el oeste del antiguo Imperio ruso. Una de las zonas más vulnerables para la posible ofensiva era el norte de la parte europea de Rusia donde se hallaban las fuerzas del movimiento blanco —el otro bando de la guerra civil rusa, adversario de los bolcheviques—.

Los primeros en pisar el suelo del norte de Rusia fueron las fuerzas británicas. Los soldados estadounidenses, a su vez, empezaron los preparativos para el envío a esa parte de Rusia en el verano de 1918. En julio del mismo año se embarcaron en la ciudad de Nueva York y llegaron al Reino Unido a principios de agosto donde los entrenaron para operar en condiciones de frío extremo.

Es importante señalar que el entonces presidente estadounidense, Woodrow Wilson, tomó la decisión de enviar más de 5.000 efectivos a Rusia bajo cierta presión de los aliados, explicó en una entrevista con Sputnik el doctorado en Historia Denís Máltsev.

La razón oficial de la intervención fue la presencia en las ciudades de Múrmansk y Arjánguelsk —en el norte de la parte europea de Rusia— de una gran cantidad de cargas que los aliados de la Entente suministraron al Imperio ruso durante la Primera Guerra Mundial. Los aliados querían prevenir la captura de aquellas cargas por Alemania o sus aliados de las potencias centrales, añadió.

Al llegar al norte de Rusia el cuerpo expedicionario se enfrentó a ciertos problemas. Primero, la población local tomó una posición hostil hacia las fuerzas extranjeras. Por extraño que pueda parecer en aquel entonces el territorio estaba gobernado por las fuerzas blancas y precisamente este gobierno local invitó a los militares extranjeros.

El segundo problema fueron las condiciones duras de las zonas subárticas. Pero si bien hubo ciertas dificultades durante su presencia en esta zona, los 'osos polares' estadounidenses —como se llamaban a sí mismos— estaban bastante bien preparados para la expedición.

Los soldados norteamericanos disponían de ropa de abrigo de buena calidad y comida enlatada y no hubo informes de mayores inconvenientes.

Hay que entender que el norte de la parte europea de Rusia fue una zona donde no había mucha infraestructura. Sobre todo, había dos líneas ferroviarias, una que conecta el resto del país con la ciudad de Múrmansk y otra que conecta con la ciudad de Arjánguelsk, señaló Máltsev. 

Eran dos frentes principales, pero también hubo intentos de reunirse con las fuerzas de uno de los líderes del Movimiento Blanco, el almirante Alexandr Kolchak, a través de la taiga. Las tropas trataron de avanzar hacia el este, fuera de los ferrocarriles principales, pero la ofensiva no fue muy fructuosa.

"En los frentes principales —donde se encontraban los ferrocarriles— en un momento determinado se concentraron varios miles de personas en ambos lados", manifestó.

No hubo batallas de gran envergadura, pero sí hubo intentos de realizar una ofensiva hacia el sur siguiendo los ferrocarriles. Una de las batallas a la que asistieron algunos estadounidenses fue la expedición de los intervencionistas ingleses que trataron de subir por el río Dviná.

Sin embargo, después de una batalla fluvial los aliados sufrieron una derrota y tuvieron que retirarse. Seguramente se arrepintieron de haber realizado esta incursión.

En EEUU hubo un lobby que promovía la idea de ampliar la intervención, pero finalmente esto no sucedió. La cantidad de fuerzas que fueron enviadas al norte de Rusia no era suficiente para cumplir con estos objetivos, agregó.

Un soldado estadounidense cerca de la entrada a la sede de las fuerzas expedicionarias

De acuerdo con estimaciones oficiales, unos 235 efectivos estadounidenses perdió la vida durante la expedición, entre ellos, unos 70 murieron por una epidemia de gripe mientras se dirigían en una nave hacia Arjánguelsk.

No es posible decir que la operación estadounidense Oso Polar acabara en un fracaso. Los almacenes con cargas que tuvieron que proteger, como estaba previsto, no acabaron en manos de los alemanes ni de sus aliados finlandeses.

"Pero los aliados no estaban preparados para las batallas sangrientas y por eso llevaron a cabo la evacuación de sus tropas", declaró el experto.

La expedición Oso Polar fue una experiencia valiosa para las fuerzas estadounidenses. Primero, porque actuaron en las severas condiciones del subártico y segundo, porque lucharon por primera vez en su historia contra los rusos.

Fuente: (Sputnik)







Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:

SEGUI CON NOSOTROS

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/none/path/s41916ae63710adc4/image/i21ef76ecb049b79e/version/1458360541/image.jpg
CINE TEATRO








Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO FIJO: 0345-4212801 - 
Tel Celular. 0345 / 154149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar