Contacto

Ya estamos en el aire de la WEB


"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

¡Hagan bien las cuentas! El costo fiscal de la baja de retenciones es la mitad del que dicen. Por Matías Longoni.-

Me cuenta el diario: “Los diputados kirchneristas Daniel Filmus, Mariano Recalde, Cristina Alvarez Rodríguez, Vanesa Siley, Hugo Yasky y Leopoldo Moreau salieron a cuestionar la rebaja en las retenciones a las exportaciones de soja“. Para denunciar el supuesto daño fiscal, toman en cuenta un cálculo publicado por el diario que tanto odian. En efecto, Clarín había informado que este año ingresarán al fisco unos 20.000 millones de pesos menos por este supuesto beneficio a los productores agrícolas.

¿Será cierto ese dato? Coincide más o menos con otro cálculo previo del diario La Nación, que también hablaba de un perjuicio a la recaudación por esta rebaja de retenciones cercano a 1.000 millones de dólares.

Dejemos de lado la discusión filosófica sobre si el de las retenciones es dinero que se le saca al Estado o si es en cambio plata que se le saca al productor y que el Estado ahora está devolviendo. Vamos a concentrarnos en los números de la supuesta pérdida de recaudación durante 2018 por efecto de esta medida.

Juan Manuel Garzón, economista jefe del IERAL, el instituto de estudios económicos de la Fundación Mediterránea, hizo las cuentas de modo muy meticuloso y su conclusión fue que en el escenario de rebaja gradual de medio punto por mes (29,5% en enero, 29% en febrero, 28,5% en marzo, 28% en abril, y así hasta caer a 24% en diciembre de 2018) el impacto sobre las cuentas fiscales no será tan elevado como se anda diciendo. Más bien, que será de la mitad de lo que se anda diciendo.

A su modo de ver, no es tan cierto que “el gobierno le dará a los ricachones del campo 1.000 millones de dólares”, como ahora denuncian los diputados K. A lo sumo, el costo será de la mitad, unos 500 millones, y siempre y cuando se mida en dólares el impacto de la medida. En pesos las cosas cambian bastante.

Reproducimos textual el completo análisis de Garzón:

En 2017 los envíos de soja grano estuvieron gravados por un derecho de exportación del 30%. En el caso de harina y aceite de soja, la tasa fue del 27%. Por su parte, el biodiesel tuvo alícuotas móviles (de entre 3% y 7%) sólo en los primeros cuatro meses (en los restantes la tasa fue del 0%).

En función de estas alícuotas y de los envíos del complejo sojero, el fisco fue generando recursos. De acuerdo al Ministerio de Hacienda, se llevaban recaudados $62.400 millones en concepto de derechos de exportación al mes de noviembre de este año. Se estima que el 2017 habría cerrado con una transferencia cercana a los $68.000 millones.

Para el 2018 está vigente una baja de 0,5 puntos porcentuales mensuales en las alícuotas que gravan, en principio, a todos los productos del complejo sojero.

Existe cierta duda respecto al tratamiento que recibirá el biodiesel en el nuevo año, considerando que en los últimos meses ha estado sujeto a controversias varias en relación a si debe o no pagar derecho de exportación y a qué tasa en caso que sí corresponda gravarlo. A mediados de diciembre el gobierno se definió por gravar la exportación de este producto y estableció una tasa del 8%. En las simulaciones que se realizan a continuación se considera que esta alícuota sobre el biodiesel es la que se mantiene durante todo el 2018.

Bajo el supuesto que este año las exportaciones del complejo sojero son similares a las de 2017 (valor, composición y estacionalidad) y que el tipo de cambio crece al 1% mensual, se estima la recaudación de retenciones en 2018 bajo tres escenarios diferentes en relación a la estructuración de este impuesto:

  1. Un escenario de status quo, donde se estima lo que se recaudaría de no haber cambios en las retenciones;
  2. El escenario que ha elegido el gobierno, donde se estima lo que se recaudará con una reducción gradual de retenciones (0,5 pp mensuales);
  3. Un escenario que podría haberse dado, donde se estima lo que se recaudaría con una reducción de retenciones de tipo “toda junta a la vez”, que implicaría haber bajado los 6 puntos porcentuales en enero de 2018.

Adicionalmente se agrega un cuarto escenario, donde se estima la recaudación que se lograría con un esquema de reducción gradual de retenciones pero considerando ahora que crecen las exportaciones de soja grano, desde las 7,4 millones de toneladas observadas en 2017 a 9,4 millones de toneladas.

Los resultados son:

En el escenario de status quo el gobierno podría haber recaudado en 2018 unos $83.600 millones por retenciones sobre el complejo sojero.

En el escenario de baja gradual, elegido por el gobierno, el fisco estaría recaudando unos $73.500 millones.

De haberse optado por un escenario de baja “todo a la vez”, la recaudación se aproximaría a $65.000 millones.

Finalmente, en el escenario de baja gradual con mayores exportaciones de soja grano (+2 millones) la recaudación rondaría los $78.400 millones.

De estas estimaciones se deduce que el costo fiscal de la reducción gradual de retenciones se aproxima a los $10.100 millones (US$ 506 millones). Esta cifra surge de la diferencia entre lo que podría haberse recaudado (escenario a, de status quo) y lo que se terminaría recaudando.

Si la reducción de retenciones hubiese sido “toda junta en enero”, el costo fiscal habría sido mayor, como es de esperar. En este caso los ingresos fiscales resignados se habrían aproximado a los $18.600 millones (US$ 944 millones).

Nótese que pasar del esquema de “baja gradualista” al esquema de “baja toda junta” habría tenido un costo fiscal adicional de unos $8.500 millones (US$ 438 millones). Desde otra perspectiva, el esquema de baja “gradual” vs baja “de una sola vez” le permite al fisco reducir en un 46% el costo de la baja para el año 2018.

En el gráfico adjunto se muestra como se distribuiría mensualmente el costo fiscal bajo ambos esquemas (medido en millones de dólares). Puede apreciarse que al mes de diciembre de 2018 ambos esquemas convergen a un mismo costo (lo que es correcto dado que en ese mes las alícuotas de derechos de exportación pasan a ser las mismas).

 

Con el esquema de baja elegido por el gobierno la recaudación 2018 será mayor a la de 2017 en términos nominales. En efecto, la recaudación estimada para este año ($73.500 millones) es 8% superior a la del año previo ($68.000 millones, +$5.500 millones). Lo que está sucediendo es que la recaudación de retenciones -medida en pesos- depende de las alícuotas, los envíos y el tipo de cambio; y en la simulación el tipo de cambio 2018 se encuentra casi un 20% por encima del de 2017. Ahora bien, nótese que, en términos reales, es decir, ajustando por inflación, la recaudación de retenciones 2018 será menor a la de 2017 (la inflación se ubicará probablemente en un rango de entre 15% – 18% este año).

Respecto al biodiesel, es interesante advertir que bajo los supuestos definidos la carga tributaria sobre los envíos de este producto generaría una recaudación estimada en $ 1.800 millones, unos $1.600 millones adicionales a los fondos recaudados en 2017. En función de cómo fue tratado su caso, la recaudación de retenciones estimada en todos los escenarios 2018 (cuadro adjunto) bajaría en $1.800 millones si el biodiesel tuviese tasa cero. Esto haría que costo fiscal de la baja se mantenga en los niveles antes definidos; por caso, el escenario a) pasaría a una recaudación de $81.800 millones y el b) a una de $71.700 millones, y la diferencia seguiría siendo de $10.100 millones. Pero sin el gravamen sobre el biocombustible la recaudación 2018 sería menor y la comparación contra 2017 menos favorable (la suba estimada en $5.500 millones se reduciría a $3.700 millones).

Puede deducirse que si las exportaciones 2018 del complejo fuesen mayores a las de 2017, ya sea por volúmenes y/o precios superiores, la recaudación efectiva 2018 vinculada a este impuesto se resentiría menos respecto de la de 2017. Este es el caso del escenario d) que supone volúmenes de soja grano exportados que pasan de 7,4 millones (2017) a 9,4 millones (2018), lo que es perfectamente factible dados los altos stocks de grano 16/17 que hay en el mercado.

Como ya fuera mencionado, en el escenario d) la recaudación de DE llegaría a $78.400 millones, con un incremento sobre recaudación efectiva 2017 de 15% (+10.400 millones); cada millón de toneladas adicionales de soja exportadas que se agregan a la simulación generan $2.450 millones de recaudación en concepto de retenciones 2018 y mejoran la situación para el fisco.

Nótese que una expansión en las exportaciones de soja grano habría tenido más factibilidad de observarse en el caso en que las retenciones hubiesen bajado “toda de una vez” y no en forma gradual. En el esquema gradual hay un “premio” por demorar la venta, una me






Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:

CINE TEATRO ODEON



Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO FIJO: 0345-4212801 - 
Tel Celular. 0345 / 154149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar