Contacto

Ya estamos en el aire de la WEB


"MENSAJERIA EL CABURE"
Celular 3456264846

_________

Lic. Andrés M. Di Girolamo
Kinesilogia-Fisiatria
M.P.1084

Domicilios
Cel. (0345)156267783 – Tel. (0345)427-1349
____________________

El desnudo que revela

La edición 2018 del Festival de Teatro fue opacada por un escándalo que puso en controversia algunos aspectos importantes de esta convocatoria artística a la que CASTELLANOS vino apoyando editorialmente desde su primera edición.
ENFOQUES LUNES

Este año no fue la excepción, ya que los lectores habrán observado el despliegue de cobertura y espacios que el Diario dedicó al Festival, destacando sus muchos aspectos positivos. Hoy CASTELLANOS utiliza ese espacio para invitar a una reflexión necesaria, que va mucho más allá de las ofensas al sentimiento religioso o a las valoraciones artísticas. Para estas últimas ya habrá lugar en las próximas ediciones.
Ese respaldo a una realización que distingue a la ciudad se vino manteniendo inalterablemente y no fue obstáculo para que también, desde la buena fe con que siempre se hicieron esas coberturas, este Diario advirtiera -no ahora sino desde hace años- el riesgo importante que corría el futuro del FTR si seguían profundizándose las señales de personalismo que daba quien fuera su principal mentor artístico, el exsecretario de Cultura municipal Marcelo Allasino, hoy devenido en máxima autoridad nada menos que del Instituto Nacional del Teatro.
Esa postura mereció una campaña de descalificación de CASTELLANOS por parte del propio Allasino, de allegados a su persona y de algunas pocas instituciones que siempre resultaron funcionales a sus intereses particulares. Una y otra vez este diario alertó a sus lectores, e incluso a las propias autoridades responsables de tomar decisiones respecto al financiamiento del FTR en el plano particular; y a todo el funcionamiento de la Secretaría de Cultura en general, acerca de los riesgos de dar por sentado que el "dueño" del FTR era una persona o un grupo determinado, y que el resto de los actores de la Cultura rafaelina sólo fueran convidados de piedra en las políticas culturales de la ciudad, y específicamente en su principal realización, que es este Festival.
"El que avisa no traiciona", dice un viejo dicho popular. CASTELLANOS avisó. Fue descalificado y hasta debió soportar alguna carta de lectores –publicada en otro medio y nunca acercada a CASTELLANOS- de periodistas foráneos que se sintieron aludidos por algunos de los comentarios formulados desde estas páginas, con el ánimo de proteger el FTR de las garras de los personalismos interesados. Hubo personajes que incluso comenzaron a "operar", desde sus pequeños "cotos" de poder, en contra de este Diario.
CASTELLANOS avisó. Avisó que existían privilegios a determinados sectores que iban ganando espacios de poder y que no compartían esos espacios. Que iban teniendo preponderancia hegemónica en las políticas culturales sin rendir cuentas de sus logros. Que se iban postergando a otras instituciones y otros talentos que empezaron a ser ninguneados, desconsiderados, apartados. Gente que aportó mucho a la ciudad y se quedó, al menos en el terreno de la Cultura, sin voz ni voto. Ni el derecho al pataleo.
El intendente Luis Castellano leyó todo lo que este Diario publicó. No obró en función de lo que se desprendía de la lectura entre líneas de esa advertencias repetidas. Soportó algunos desplantes, también. ¿O no fue un desplante que el director del Instituto Nacional del Teatro, Marcelo Allasino, se "olvidara", en su discurso inaugural del FTR, de mencionar y agradecer, como mandan las buenas costumbres, a la actual secretaria de Cultura, su heredera en la función, María Josefa Sabellotti? ¿Fue un "ninguneo" a Sabellotti, por algún rencor residual, o fue un "ninguneo" a la gestión de Castellano, el hombre que le había pedido un paso al costado justamente cuando Allasino varió de su kirchnerismo furioso a ser uno de los macristas de la primera hora posterior a la victoria, para recalar en el INT?
El escándalo del viernes tiene una lectura desde la falta de respeto a la fe religiosa de mucha gente. Se analiza en el editorial de esta misma edición. Pero tiene también otra lectura, que se relaciona mucho más íntimamente con la autonomía política y financiera con que se vino manejando al FTR, desde que Allasino lo alambrara como si fuera una propiedad intocable, a la que ni el poder político de la ciudad puede auditar, ni otros actores de la cultura pueden pesar artísticamente.
Es muy probable que el intendente Castellano, hombre de convicciones católicas bien conocidas, nunca haya sabido lo que iba a pasar en la exhibición de "Dios", la obra cuestionada. Debió saberlo. Los organizadores debieron advertírselo. Al intendente y al público. El intendente debió haber sido advertido de las repercusiones posibles, en una ciudad con fuertes tradiciones como es Rafaela, en un momento muy sensible por el debate que generó el proyecto de ley de despenalización del aborto. Y el público no debería haberse visto sorprendido.
Ahora Castellano tendrá que hacerse cargo de las consecuencias políticas que traerá aparejado este episodio. Se lo cobrarán los legítimamente indignados porque comparten su fe religiosa y se sintieron traicionados; y se lo cobrarán también los que están agazapados esperando el momento de rasgarse las vestiduras por lo que sea, con tal de limar el poder del intendente. Será responsabilidad del propio Castellano, el precio que deberá pagar por no haber actuado cuando estaba a tiempo de hacerlo, de aplicar correctivos que nunca pudo, porque no se animó o no quiso, aplicar.
Los pañuelos verdes y el desnudo ante la imagen de Francisco desnudaron, vaya paradoja, la necesidad de dar vuelta como un guante al FTR. Darlo vuelta para seguir explotando sus atractivos y fortalezas, la pasión que despierta en un sector de la comunidad y el entusiasmo con que muchos bienintencionados aportan su granito de arena desde muchos rincones del país, aportando talento, creatividad y sueños. Pero si el FTR no se abre, no se hace más amplio, más generoso, más participativo puertas hacia adentro, entonces habrá otra triste realidad. Y, como sucede desde el viernes a la noche, habrá otros culos que queden al desnudo.







Comentar:

Nombre:

Escriba el siguiente texto: CUANAM56

Comentario:

CINE TEATRO ODEON


Infobyn -  Direccion: Andrade 21
TELEFONO FIJO: 0345-4212801 - 
Tel Celular. 0345 / 154149102 -
Concordia - Entre Rios - Argentina 
Email:
bynfm@yahoo.com.ar